© Monterserín Fotografía

  • Las personas con discapacidad representan el 15% de la población mundial y, sin embargo, se encuentran entre las más marginadas e impactadas de forma desproporcionada por la crisis de la COVID-19.
  • Los niños y niñas con discapacidad tienen 4 veces más probabilidades de ser víctimas de cualquier tipo de violencia.
  • 1 de cada 3 niños y niñas con discapacidad en edad de cursar primaria no está escolarizado y el abandono escolar en secundaria es muy elevado.
  • La tasa de actividad de las mujeres con discapacidad se sitúa en el 34,6%, casi 42 puntos menos que la población sin discapacidad.
  • La discriminación por discapacidad se agrava por razones socioculturales asignándoles estereotipos y estigmas y tratándoles como una comunidad improductiva.
  • Desde Entreculturas trabajamos de la mano de Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) para garantizar el derecho a la educación de las personas con discapacidad mediante un sistema inclusivo en todos los niveles, sin discriminación y en igualdad de condiciones.

PROYECTOS PARA AVANZAR

PROGRAMA «EDUCAR ES INCLUIR»: Bolivia, Ecuador y Perú

La situación

 

  • En América Latina hay 55 millones de personas con discapacidad.
  • En el ámbito rural e indígena la fuerte discriminación se ve agravada por las situaciones de pobreza y exclusión social.
  • Difícil acceso a los distintos niveles educativos.
  • Barreras para la adaptación.
  • Baja calidad de la enseñanza especial e inclusiva.
  • Precaria preparación para acceder a empleos remunerados.

Nuestro trabajo

 

  • Formación de docentes y familias para la atención y acompañamiento a niños, niñas y jóvenes con discapacidad.
  • Incremento del nivel de inclusividad: mejora del equipamiento de aprendizaje, la infraestructura y la promoción de una cultura inclusiva, políticas y prácticas inclusivas.
  • Promoción de capacidades de empleabilidad y emprendimiento: con unidades de emprendimiento para el aprendizaje, la realización de prácticas laborales y la sensibilización en empresas.
  • Sensibilización e incidencia pública sobre el derecho a la educación de los niños, niñas y jóvenes con discapacidad.

© Monterserín Fotografía

INCLUSIÓN DE PERSONAS REFUGIADAS: PROYECTOS DE NUESTRO SOCIO LOCAL JRS 

CHAD

La situación

 

  • Las discriminación y exclusión que sufren las personas con discapacidad se hace aún más evidente en poblaciones ya vulnerables, como las niñas y niños refugiados, que enfrentan mayores dificultades para acceder a la educación y tienen alto riesgo de ser marginados.
  • Los campos de personas refugiadas no cuentan con infraestructura adecuada y el profesorado no está formado en este sentido.

La intervención

 

  • El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) atiende a las personas con discapacidad y hace posible que tengan acceso a una educación de calidad.
  • En Chad, en el campo de personas refugiadas de Djabal, JRS ofrece triciclos y muletas a alumnos y alumnas con discapacidad con los que han ganado independencia, pueden desplazarse, ir al colegio y hacer la vida que corresponde a su edad.

KENIA

La situación

 

  • El campo de personas refugiadas de Kakuma, tiene más de 25 años y aloja a más de 185.000 personas procedentes de Sudán del Sur, Burundi, Somalia o Etiopía, es el tercero más grande del mundo.

La intervención

 

  • JRS cuenta con 5 Centros Educativos Inclusivos, donde docentes y terapeutas ocupacionales ofrecen terapias de rehabilitación, acompañamiento y apoyo a niños, niñas y jóvenes con necesidades especiales a través de educación formal y no formal.
  • Gracias a estos centros, más de 300 niños y niñas han podido acceder a la educación y a una vida digna.

TANZANIA

La situación

 

  • JRS está presente en 3 campos de personas refugiadas, entre ellos el de Nyarugusu, cerca de la frontera con Burundi, que alberga a más de 150.000 personas refugiadas y donde el 60% de sus habitantes son niños y niñas.
  • JRS realizó una evaluación sobre la situación educativa de niños y niñas con discapacidad y diagnosticaron problemas como la falta de equipos especializados y aulas equipadas, la falta de preparación de los docentes para recibir a los niños y niñas con discapacidad en las clases, y los prejuicios en las comunidades.

La intervención

 

  • Dotación de material escolar y equipamiento especializado para facilitar el aprendizaje: gafas, aparatos acústicos, sillas de ruedas, entre otros.
  • La formación de docentes para que tengan las capacidades pedagógicas necesarias.
  • La sensibilización de la comunidad sobre los derechos de las personas con necesidades especiales, ya que los prejuicios muchas veces llevan a las familias a ocultar al niño o niña con discapacidad.

CONTACTA

8 + 2 =

El responsable del tratamiento de sus datos es FUNDACIÓN ENTRECULTURAS, FE Y ALEGRÍA y serán tratados con la finalidad de atender su solicitud. La legitimación para el uso de sus datos está basada en su consentimiento expreso o en la ejecución de un contrato. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o informando previamente al titular. Los datos serán destruidos una vez comunique su baja y/o finalizados los períodos legales de conservación. No se llevarán a cabo transferencias internacionales de datos. Los interesados podrán ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad, o limitación del tratamiento, dirigiéndose a FUNDACIÓN ENTRECULTURAS, FE Y ALEGRÍA en la siguiente dirección: C/ Maldonado, 1 3ª Planta 28006 Madrid. Igualmente, puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos si considera que sus derechos han sido vulnerados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies